Custom House

A orillas del río Liffey se encuentra el impresionante Custom House (La Casa de Aduanas), un edificio neoclásico construido entre 1781 y 1791.

La sede de la aduana del puerto de Dublín es un edificio realizado con un estilo arquitectónico muy llamativo, en el que destaca su fachada con un pórtico de estilo dórico, rodeado por amplios pabellones, además de la cúpula de bronce coronada por una escultura, símbolo del comercio.

Resurgiendo entre las cenizas

A los nueve años de su inauguración, los asuntos relacionados con aduanas e impuestos fueron transferidos a Londres, por lo que Custom House quedó inutilizado.

En 1921 el edificio sufrió un incendio intencionado, algo que causaría daños irreparables en el mismo. En 1926 se inició su reconstrucción, que no se vería finalizada hasta el año 1991.

Custom House en la actualidad

Desde su restauración Custom House funciona como sede del Ministerio de Medio Ambiente, además de constituir el edificio más llamativo de los que se encuentran a orillas del río Liffey. Su monumental fachada es digna de ser fotografiada, junto a su reflejo en el agua, tanto de día como de noche.

Transporte

Autobús: Custom House Quay, línea 151.